Jorge Díaz Barajas
Imprime tu libro, publicar libro, imprenta de libros, librerías gandhi, cómo imprimir mi libro, impresión de libros, servicio de impresión de libros en méxico, cómo publicar mi libro, cuánto cuesta imprimir un libro, cuánto cuesta imprimir mi libro, cuánto costará imprimir mi libro, quiero imprimir mi libro, quiero publicar mi libro, imprimir libros mexico, groppe libros, impresión de libros económicos, publica mi libro gandhi, cuánto cuesta imprimir un libro en una imprenta, pasos para publicar un libro, FIL Guadalajara, Cómo editar mi propio libro, imprenta Guadalajara, impresión a pedido, precios de impresión de libros, presupuesto online de impresión de libro, impresión de libros para autores independientes, quiero imprimir mi libro, impresión de libros precio, impresión de libros df, impresión de libros monterrey, impresión de libros Tepic, impresión de libros Colima, donde puedo imprimir un libro, impresión de libros baratos, quiero publicar mi libro en una editorial, ediciones arlequin, arlequin.mx, editorial paraíso perdido, editorial independiente, cómo publicar mi libro en amazon, David Izazaga, Yolanda Ramírez Michel, publicar libros electrónicos en Amazon, servicios editoriales, Ediciones de la Noche, Morfotec, Encuadernaciones López, Polytipo, Imprenta digital, Prometeo editores, editorial libros invisibles, Punto&Coma, punto y coma servicios editoriales, quiero publicar mi libro, imprimetulibro.com, editoial salto mortal editoriales en méxico para publicar mi libro cómo publicar un libro en una editorial cómo publicar un libro en méxico pasos para publicar un libro cómo imprimir mi libro cómo imprimir mi propio libro impresión de libros impresión de libros en guadalajara impresión de libros en colima impresión de libros en tepic impresión de libros en morelia
258
post-template-default,single,single-post,postid-258,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Jorge Díaz Barajas

Jorge Díaz Barajas

Psicólogo con grado de Maestría en Metodologías de la Enseñanza. Es poeta, narrador y escritor fantasma. Eventualmente hace ilustración. Autor de Hay un cielo de navíos (2009), del plaquette Levantarás esta tumba (1995) y la primera edición de Sur (s/f).  Obra suya aparece en las antologías: Poesía viva de Jalisco, 101 Pintores – 101 Poetas, Porque a mi me bautizaron con un trago de tequila, y en Antología de poemas al padre y a la madre. Obra suya aparece publicada con diferentes pseudónimos.

 

El amor tóxico

(En homenaje a Leonardo Padrón)

 

Volaba en ti
y mi vuelo era un vientre
preñado con sinfónicas,
un colibrí
de asombrosa
certeza inestable.

En ti vivía,
en la órbita diáfana
de tus ojos,
en tus tardes
de loto en el abismo.

En ti habitaba
la rápida alegría,
los lentos ideogramas
de la ternura,
el insomnio,
la tibia cólera,
en ti
mi vida era remolcada
por la espuma de una ola.

En ti viajaba,
en tu sedante vicio de bromuros,
en el cartílago de tu abrazo,
viajaba,
en el dédalo de tu suave pecho.

En ti vivía,
respiraba en tu sueño,
dormía mirando tu vigilia,
andaba de Lázaro
por nuestras calles.

Andaba.

***

III
Helio sin altura
Hogar de ecos infinitos
Cementerio de huesos sin historias
Geometría de informes
Euforia de lo muerto
Fiebre de lo efímero
Fiebre sin cura
Fiebre sin memoria
Vientre.

Parásito echado
Seco argonauta, sediento
Brújula imantada
Reloj, hora, minuto, nada
Agonía instantánea
Eternidad de suspiro
El hueco precipicio hacia ningún abismo
Boca de tigre, seca
Muerto.
***

 

Signos

(extracto)

 

Vi los puntos cardinales
Que definen la unidad del hombre,
Vi una columna de signos
Que marchaban y se desvanecían callados.

Vi el corazón repetido de Jesús,
Vi la vida palpitante entre ajenos nombres,
Vi el dolor que transita en calma entre cristales,
Vi el dolor que grita para dejar ecos infinitos.

Oí una cicatriz cerrando en la cabeza de un sordo,
Escuché los hilos que usa la vida
Para soldar llagas que hace la propia vida.
Oí el dolor que no dolía,
Y oí mi propia memoria
Mientras tocaba el abismo de mi muerte.

Olí la humedad que hace un ojo vacío,
Olí cavidades cuyos perfumes en la memoria
Son inseparables de sus quicios.
Olí mi muerte
Y no era dulce como decían.
Olí las hierbas y los campos
Y corté en dos la vida
Para contaminar el aire
Y así distinguir al olor y a la conciencia.
Y no confundirme en su mar nauseabundo.

Toqué un desierto flotante entre sorbos,
Toqué el amor inscripto
En el reposo de un cadáver
Y toqué las llagas que forman
Las sustancias del recuerdo.
Toqué el sueño de un moribundo
Y lo solté aterrado,
Toqué la vigía de un niño
Pero sentí haber roto un frágil sueño.
Toqué la música que hacen los jardines,
Y toqué la ausencia que es
Blanca como la cal sobre los ojos.
Toqué con la ansiedad del taxidermista
Porque sentí que la vida era algo más
Que esta repetición de escenas…

Estoy seco de mi:

Navego en el mar andrógino
Sobre agudas olas generadas por máquinas,
En suaves espumas de almas híbridas.
En confusión, en tránsito, en polución,
En arenas, en camaleones, en fronteras,
En fusiocon, ne trántosi, en copulión,
En sanera, ne leonescama, en trónferas…

¿De qué intentan formarme,
de qué materia han de marcarme cicatrices,
de qué color dotarán a mi universo cóncavo?

¿Con qué palabras ondearán
mi frágil lengua mecánica?

¿ A dónde voy o me llevan,
a dónde empuja tanto ruido?

Apenas pienso soy otro.
Hablo y habito otro que fui.

¿Quién habla en boca de quién, hombre?
¿Quién jala, desde su sueño,
este hilo que sostiene la vida…?

No hay predicador.
No hay un cuadro fijo
del pensamiento.

***

admin
jorgerauldiaz@gmail.com